Mejora la tasa de conversión de tu tienda online

512

Las tasas de conversión son una de las medidas clave del éxito para cualquiera que tenga una tienda online. Un usuario se convierte cuando realiza una acción que el administrador de la tienda online le ha pedido que haga, lo que no tiene por qué ser una compra completa.

Una página web puede tener varias funciones, desde rellenar y enviar un formulario de contacto, hasta responder a las preguntas de una encuesta o pasar a la siguiente página de una tienda online y, por lo tanto, aprender más información sobre el negocio.

La tasa de conversión se calcula como el porcentaje del total de visitantes de la tienda online que se convierten. El rendimiento de una tienda online tiene un enorme impacto en la tasa de conversión general de la misma.

Los estudios han demostrado sistemáticamente que una rápida velocidad de la página resultará en una mejor tasa de conversión. En otras palabras, cuanto más rápido se cargue la tienda online, más probable es que un usuario se convierta.

Pero este no es el único factor en juego. Las tasas de conversión se ven afectadas por otros factores que a continuación mencionaremos, con el fin de optimizar tu página web.

Velocidades de carga

La velocidad de carga de una tienda online debe ser optimizada en la búsqueda de una mayor tasa de conversión. Esto te dará la ventaja añadida de ayudar a mejorar tu SEO, ya que es un factor clave que Google mide para sus páginas de resultados de los motores de búsqueda (SERP).

Diseño web responsive

Con un tráfico cada vez mayor proveniente de móviles y tabletas, es vital que tu tienda online responda y funcione en varios dispositivos y tamaños de pantalla.

Con el cambio de los hábitos de consumo de los consumidores, es vital asegurarse de que ningún dispositivo se quede atrás.

La optimización de los móviles es otro factor que impactará en el SEO como parte de los criterios de las SERP de Google.

Navegación cruzada

Es importante asegurarte de que tu sitio web funcione correctamente en una multitud de navegadores. Por ello debes hacer pruebas en todos los navegadores e incluso apuntar a las versiones clave para identificar los problemas que podrían afectar a la tasa de conversión global de ese navegador.

Mediante el uso de análisis, las marcas pueden tomar decisiones informadas sobre cualquier requisito específico del navegador: si un navegador alberga la mayor parte del tráfico, éste podría ser uno de los que se priorizaran en el diseño y la construcción de tu sitio, o podrías identificar un grupo de usuarios con navegadores que no están incluidos en el proceso de pruebas estándar.

Esto podría significar cambiar la forma en que se construyen las cosas, o podría ser necesario proporcionar una funcionalidad alternativa.

Codificación en el sitio

Un código mal optimizado es un factor que puede tener un gran impacto en la velocidad de carga de las páginas y en la salud general de una tienda online. Es importante revisar la calidad y el peso de tu código para garantizar que todo esté configurado de acuerdo con las mejores prácticas.

Las grandes cargas de trabajo, las solicitudes innecesarias al servidor y el código de bloqueo de renderizado pueden aumentar enormemente los tiempos de carga. Optimizando la carga de los activos vinculados como JavaScript y CSS, es posible mejorar enormemente los tiempos de carga.

Imágenes

Las imágenes a menudo representan la mayor parte del tamaño de transferencia de una página y pueden tener un gran impacto en la velocidad de carga de la tienda online. Una razón de ello es que a menudo no se han implementado controles de imagen en el CMS, lo que lleva en algunos casos a imágenes muy grandes in situ, que naturalmente pueden ser de carga lenta y pueden desperdiciar la capacidad de datos de un usuario.